viernes, 7 de octubre de 2016

Caracoles para no olvidar Vol. 3


Lunes 3 de octubre de 2016

Un día después del Plebiscito para ratificar el Acuerdo de Paz en Colombia.
Tras unas elecciones encontradas y un país evidentemente poralizado gana el NO en las Urnas con un 50.1%, con relación a un 49.78% de votantes que votaron por el Sí a los acuerdos de paz.


Lugar: Casa de las tías,  Bogotá D.C
Hora: 7:30 p.m.



Me dice mi abuela Elena, después de una serie de diátribas que acompañaban mi café caliente: "Y si usted va a seguir hablando mal de Uribe, no puede seguir siendo mi amiga".

Sí señores, mi abuela es Uribista y es feliz. Es un alma noble. En ella sólo hay luz. Unos ojos gigantes que sólo traen paz y amor. Mi Abuela tiene Alzhéimer desde hace más de 10 años. El lunes descubrí que es posible amar la diferencia, la abrazo y la amo todos los días aunque sé que si el Plebiscito hubiera sido en otros tiempos ella probablemente votaría por el NO a los acuerdos. El lunes también aprendí que para ser Uribista y dormir tranquilo, y sonreír y mirar por la ventana con esperanza como mira ella, hay que tener mala memoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada