domingo, 24 de septiembre de 2017

PINACOTECA UNIVERSAL VOL. 1




Igual no importa.

Pase lo que pase, sea cual sea el futuro que tengas ahora a tus 37 años: eres feliz. ¿Cierto? Decíme que sí y no llorés. Estoy segura. Es más, no me queda la menor duda de que eres feliz.

Te lo mereces. Y yo me siento muy orgullosa de ti. Te lo digo mirándote a los ojos, así tal y como lo recuerdas a él esa mañana de colegio que olía a chocolate, en el que mientras manejaba a contra viento y gritaba por la ventana te miró. Detuvo el carro en el semáforo que hay justo en la quebrada antes de cruzar el puente y te dijo: "Me siento muy orgulloso de ser tu papá". Así, así también te lo digo hoy. Antes de que cruces el puente. Antes de que te dejes caer en el abismo insondable de lo que no conocés y que choqués con los corales llenos de petróleo que ves cuando cerras los ojos.


Hoy te lo digo: Qué fortuna y qué orgullo.

Estoy enamorada de tus peldaños, de tus aciertos. De tus desencuentros.

De todos los espejos que te has dejado robar.

De los que quebraste, de los 7 años de mala suerte que todavía cargas bajo de la piel.

Feliz de verte caer por buscar lo que no se te ha perdido. Por querer encontrarte en cada par de ojos oscuros que como un disparo en la sien te dicen: "Negra, vení dame un besito negra" ¡PUM! caíste al abismo negra.

Gritales entonces: "Tomá tu besito ya, y ahora dejáme en paz". 


¡muuachhhhhh!

¿Por qué lo hacés? Eso que acabaste de hacer lo hiciste para tus recuerdos ¿Cierto? por y para tus recuerdos. Tus benditos caracoles para no olvidar. Igual tenés que seguir haciéndolo, repitiéndote hasta el cansancio tus lugares comunes:

Oxidado y bendito carricoche.

Candelabros.
Caravanas.
Sinsajos y Bisontes.

Seguí haciéndolo. Seguí buscándote entre las ruedas del tren porque suena bonito. Seguí creyendo que la vida es bella porque suena bonito y que las erres debajo de la lengua son hermosas y suenan bonito. Seguí. Lo que pasa es que suena bonito. ¿Y qué hacemos pues?

No importa si es dulce o si es suave, o si vale la pena. No importa si tus palabras tal vez no son como los bolsillos de Maisa: llenos de algodón y de colores. 


No importa. 

Suena y sabe bien. Sale de adentro. Cómo te gusta y como tú sabes.






lunes, 7 de agosto de 2017

SOY LA NÚMERO 14



Aunque el destino siempre habló de sietes,
Hoy soy la número 14.

Hoy me descubro nuevamente llena de viento y de sal.
Adportas del abismo y lo desconocido.
Con las vísceras al cielo.
Con tu espalda sobre el suelo.
Con una luna llena llenita de sueños y de dolor.

Nuevamente escribo y me llamo por mi nombre:
Va-len-ti-na.

Entonces suena fuerte y alto.
¡Fuerte!

Va
Len
Ti
Na

A l t o

¿Va lento?
Siempre lento.


Hoy soy la número 14.
Qué orgullo saberme hecha de tiza y de sal, de viento y de mar.



jueves, 18 de mayo de 2017

¡FELIZ CUMPLEAÑOS A MI COMPAÑERA DE VIDA!

Por tus risas y mordiscos.
Por las noches en vela.
Por todas las carcajadas frente al espejo y las trenzas.
Por la flauta inventada, y la piscina de papel periódico que papá nos construyó.

Por la tortuga que matamos.
Por el cielo y tus sueños.
Por tu vida y por la mía.

Hoy brindo a tu salud, porque tengo la fortuna, como te lo he repetido hasta el cansancio, de llamarte amiga y hermana. De llamarte Tan Vodka y Tan Biónica. De quererte aún cuando no me querías, tengo la fortuna de haberte visto crecer, de haberte abrazado en las noches cuando teníamos miedo, de haber construido un fuerte y una casita de muñecas del tamaño de nuestro hogar.

Te amo Tatuks
Espero sean 80 años más con la bendición de tenerte a mi lado y en mi vida
¡Feliz Cumpleaños!


viernes, 7 de octubre de 2016

Caracoles para no olvidar Vol. 3


Lunes 3 de octubre de 2016

Un día después del Plebiscito para ratificar el Acuerdo de Paz en Colombia.
Tras unas elecciones encontradas y un país evidentemente poralizado gana el NO en las Urnas con un 50.1%, con relación a un 49.78% de votantes que votaron por el Sí a los acuerdos de paz.


Lugar: Casa de las tías,  Bogotá D.C
Hora: 7:30 p.m.



Me dice mi abuela Elena, después de una serie de diátribas que acompañaban mi café caliente: "Y si usted va a seguir hablando mal de Uribe, no puede seguir siendo mi amiga".

Sí señores, mi abuela es Uribista y es feliz. Es un alma noble. En ella sólo hay luz. Unos ojos gigantes que sólo traen paz y amor. Mi Abuela tiene Alzhéimer desde hace más de 10 años. El lunes descubrí que es posible amar la diferencia, la abrazo y la amo todos los días aunque sé que si el Plebiscito hubiera sido en otros tiempos ella probablemente votaría por el NO a los acuerdos. El lunes también aprendí que para ser Uribista y dormir tranquilo, y sonreír y mirar por la ventana con esperanza como mira ella, hay que tener mala memoria.